Statement

DSC_1279-01.jpegMis proyectos artísticos, que tienen un carácter multidisciplinar, se encuentran cargados de aspectos antropológicos y, próximos a la idea de archivo o de catálogo, adquieren en ocasiones un carácter oscuro pero estrictamente objetivo, cercano a lo documental, mientras que en otros casos una objetividad menos rigurosa da paso a la ironía, a la sátira e incluso a la introducción de elementos próximos a lo literario o a lo surrealista.
Otorgando una gran importancia a la investigación y al estudio de la realidad, me interesan muy especialmente la reflexión y el cuestionamiento de determinadas características de la conducta humana, así como la existencia de ciertas construcciones culturales, y el análisis de otros elementos relacionados con todo ello, como el espacio o el contexto en el que se sitúan.

Los últimos proyectos en los que he trabajado surgen de una preocupación en torno a la mujer y sus representaciones, y para construirlos me he basado en la figura de la bruja.

 
Me pregunté qué somos,
me pregunté qué fueron,
qué soy.

La literatura, el color negro, los sombreros de pico, el fuego.
La hoguera, y el castigo.
Una caza, las perseguidas.

Ella es tan literaria,
carnavalesca,
oscura,
siniestra,
y tan real.
Es (y soy) la naturaleza, lo primordial.
Lo cultural, el mito, la creencia, al superstición,
la misoginia.
Fuimos rebeldes,
fatales,
temidas,
escondidas.
Lo nocturno, lo animal, lo sexual.
Fuimos malvadas,
perversas,
grotescas.

Y lo contracultural, lo ajeno.

Contestatarias, independientes,
luchadoras.

El símbolo de lo injusto.
El miedo, y la resistencia.